La Gratitud debe ser un un estilo de vida. 

El domingo pasado aprendimos que las personas agradecidas se distinguen de las demás por varias características que le hacen ser diferentes. Veamos algunas:

 1. Las personas agradecidas escuchan. Vivimos en el tiempo donde todo es acelerado. El arte de escuchar se ha perdido. Por eso las relaciones matrimoniales, familiares y de hermandad son tan superficiales. Ser agradecidos comienza por la escucha activa a las personas que comparten la vida contigo. 

El salmista David enumera tres niveles profundos de Dios respecto al escuchar:   Dios Escucha mi voz, escucha mis súplicas e inclina su oído. ( Salmos 116). Cuando usted escucha atentamente a la persona que ama, no solo le muestra respeto y amor, sino también gratitud.

2. Las personas agradecidas expresan gratitud. Verbalizar la gratitud es una manera de mostrar amor. Es una forma de decirle a las personas cuán agradecidas estamos con ellas. No se trata solo de pensar en agradecer, es necesario hacerlo saber. Expresar la razones por las cuales estamos agradecidos, nos acerca más a las personas.

El Rey David determina expresar la gratitud a Dios, cuando afirma: “ le invocaré todos los días”  aunque la expresión invocar tiene la connotación de clamar o llamar, en este contexto también alude a expresar gratitud por tres razones: por romper las ligaduras de muerte, por librarnos de la angustia, y por librarnos del dolor.

Hoy puede ser un buen día para expresarle a Dios cuán agradecido estás con El, y también es una hermosa oportunidad para expresarle a las personas que viajan contigo en esta jornada de la vida, lo agradecido que estás con ellas.

3. Las personas agradecidas reconocen las virtudes de los demás. Uno de los enemigos de la Paz y la felicidad es el egoísmo. El mundo entero camina hacia el egoísmo en su máxima expresión. Se requiere de nosotros que aprendamos a reconocer las virtudes con las cuales Dios ha bendecido a las personas que te rodean. Comenzando por tu familia.

El reconocimiento que el Rey David hace a Dios en el Salmo 116, nos da una gran lección. Respecto a Dios, afirma: Dios es clemente, Dios es justo, Dios es misericordioso, Dios es protector.

En este nivel la gratitud se enfoca en reconocer lo que Dios es y lo que ha hecho por nosotros. 

Que tan dispuesto estás en reconocer lo que Dios es para ti? En reconocer lo que El ha hecho por ti ? De seguro que si lo haces, te será más fácil, reconocer el valor de las personas que te rodean y agradecerle por lo maravillosos que son y por las bondades que han mostrado contigo.

En nuestro próximo reflexión compartiré tres características más de las personas agradecidas basadas en el salmo 116. Es mi oración que te unas a tu familia y a tu iglesia y antes de culminar este año, tome un tiempo para celebrar el día de gratitud. 

Recuerda esta máxima: Sobran razones para agradecerte  !!!
Pastor Nehemias Parra.

Creador del Programa on line Habitos para un Matrimonio Feliz.