El tomar un tiempo para descansar como pareja tiene grandes beneficios, que si los aprovechamos, nos darán grandes ganancias emocionales, físicas y espirituales. 

La rutina diaria puede agotar la relación. Puede llevarla a un punto de desgaste emocional. Muchas veces la relación está pasando por periodos de sequedad y requiere un renuevo espiritual. Otras veces está en su mejor momento y requiere un tiempo especial para proyectarse hacia la próxima jornada.

El descanso fue diseñado por Dios para ser disfrutado por sus hijos. Lo que ocurre normalmente, es que el afán o las circunstancias que se viven a diario no permiten que uno de los dos pueda pensar y planear el tiempo para que la pareja se retiren a un lugar donde alejados de su rutina diaria, puedan ser renovados y fortalecidos a través del descanso físico y emocional.

Uno de los beneficios más maravillosos del descanso matrimonial, es la bendición de poder soltar las cargas pesadas de las preocupaciones y cansancios acumulados, a través de la oración y la recreación. En sociedades donde el trabajo físico es pesado y agotador, el cuerpo al final de cada día y de cada semana clama por un descanso más que necesario. 

Recobrar la capacidad de poder visualizar el futuro con mayor claridad es otro de los grandes beneficios. El cansancio nos abruma y nubla nuestra visón. Cuando usted descansa, puede ver con claridad diáfana su futuro. Puede planear y proyectarse hacia donde usted se ve con su pareja en los próximos años. 

La energía es otro de las bendiciones del descanso matrimonial. Se recupera el vigor. Se recuperan las fuerzas, el entusiasmo. Y se puede recuperar las ganas de seguir avanzando en los proyectos de vida que Dios nos ha encomendado. 

La intimidad en todo su esplendor es una de los más grandes beneficios. Entendiendo intimidad en toda la dimensión de la palabra: intimidad física, emocional, sexual y espiritual.  El acercamiento libre de cargas hace que todo fluya mejor.

Quisiera finalmente recomendarte, que no importando las circunstancias, planee un tiempo especial donde ustedes como esposos puedan tomar un tiempo de descanso juntos, por lo menos de tres días. Verán los resultados y se alegrarán.

Pres. Nehemias y Esther Parra

Mentores Matrimoniales/Coach de Familia. 

Autores del libro Como tener un Matrimonio Feliz 

Creadores del Diario de la Felicidad Matrimonial