Génesis 24.

El escritor sagrado del libro de los proverbios afirma: “ los planes bien pensados  y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos, tomados a la carrera conducen a la pobreza”  Proverbios 21:5 ( NTV)

Un ejemplo del poder del enfoque es la luz solar. Cuando esta proyectada en una lupa puede encender un papel. Si lo acercas más se convierte en un rayo láser. Un rayo láser puede cortar el acero y destruir el Cáncer.

Hoy aprenderemos siete  principios que te ayudarán a comprender el poder que tiene el enfoque. Basados en la vida de Abraham y su criado Eliecer. Abraham sabía exactamente lo que quería para su hijo Isaac. Y el estar completamente claro, le permitía avanzar hacia la meta que se había trazado.

Estudiemos cada una de las caracterizaciones del enfoque.

  1. Tener una meta clara. (Génesis 24:1-4) El tener una meta clara te ayudará a  mantenerte enfocado. Abraham estaba totalmente claro con lo que quería para su hijo Isaac y no perdió tiempo ni energía, ni recursos. Sencillamente enfoco todo su esfuerzo, en trabajar por lograr la meta. Cuando usted coloca una meta y está bien definida, entonces su enfoque se mantendrá bien centrado y Dios estará listo para bendecirte.
  2. Saber quien está con nosotros.  ( Génesis 24:1) Abraham llegó a una edad avanzada, sin embargo la Biblia describe que su vejes estaba rebosante porque Jehova lo había bendecido en todo. Cuando usted comprende que el mayor secreto de una vida bendecida es contar con la presencia de Dios, entonces usted está listo para vivir una vida plena. Si usted sabe que el Dios todopoderoso está con usted, de seguro se mantendrá enfocado en la meta y nada lo hará desistir de lo que ha determinado lograr. 
  3. Claridad. Es muy importante ver que Abraham estaba bien claro en lo que quería, y esa claridad se la compartió a sí criado Eliecer. ( Génesis 24:1-4) Abraham fue especifico con Eliecer le dijo exactamente que mujer quería y de que linaje específico para ser la esposa de su hijo Isaac. alguien dijo: “claridad es poder”. Una de las cosas que no permite a las personas mantenerse enfocados es la poca claridad en sus metas.
  4. Prioridades.  Jhon Maxwell explica respecto al enfoque un aspecto que es bien importante que cada persona conozca: el enfoque requiere de Prioridades y concentración. Al respecto señala: “si usted tiene prioridades y no tiene concentración, entonces nunca termina lo que empieza. Y si tiene concentración, pero no tiene prioridades, entonces usted tiene excelencia, pero sin progreso”. Eliecer, el criado de Abraham tenía bien claro ambas cosas: prioridades y concentración. Génesis 2: 9-15. Se enfocó en buscar la esposa para Isaac, lo convirtió en su prioridad y se concentró en lograrlo. Howard Hendricks afirma al respecto: “ el secreto de la concentración es la eliminación”
  5. Tiempo y energía. El estar enfocados hace que el tiempo y la energía trabajen a su favor y sean aprovechados al máximo. El criado de Abraham sabía que tenía un tiempo contado y la energía para esa gran misión, así que no podía perder ninguno de los dos. Se activo y se entregó a la mision que tenía por delante. Aprovecho cada minuto con las personas correctas. Primero con Rebeca, la futura esposa de Isaac. Segundo con los padres de la chica. Aprovecho cada momento, no se desvío para ningún lado. El sabía que tenía que cumplir su misión y no podía prermitirse fallar.
  6. Recursos. Cuando estamos enfocados aprovechamos mejor los recursos. Eliecer, el criado llevaba recursos económicos muy valiosos. El no podía perderlos en cualquier persona. El sabía que esos recursos eran para ser utilizados justo con la que sería la futura esposa de su amo. ( Génesis 24: 22). Cuando no se está enfocado, se gastan los recursos de la manera más ingenua posible.  De nada servía El Oro si no era colocado en la persona correcta. Te darás cuenta como tus recursos son multiplicados cuando enfocas toda tu energía en el propósito correcto. En la meta correcta.
  7. Hacer bien las cosas. Cuando estas enfocado, desarrollas la habilidad de hacer bien Las cosas. No hace muchas cosas, pero las que hace las hace muy bien. Eliecer quizá no sea recordado por más nada en la vida. Pero siempre será recordado como el siervo que buscó la esposa para el patriarca Isaac. Esa era su misión en la vida . Esa era su asignación divina y lo hizo excelentemente bien.( leer todo el capítulo). Cuando estas enfocado, podrás dedicarte a hacer las cosas que te apasionan y las hará excelentemente bien.

Pr. Nehemias Parra.

Mentor Matrimonial. Escritor del libro Palabras que Sanan el Alma.