Nehemias 2:17

En el año 586 A.C el muro de Jerusalén fue destruido con la invasión del rey de babilonia Nabucodonosor y unos 150 años más tarde Nehemías judío quien era copero del rey de Persia, solicito permiso al rey para ir a reconstruir el muro de la ciudad de Jerusalén.
Las noticias que llegaron a Nehemías de las personas que Vivian en Jerusalén eran: estaban desprotegidos ante sus enemigos pasando grandes calamidades La muralla de una ciudad en tiempos antiguos representa su identidad, seguri- dad, protección, su fortaleza, refugio. Los protegía de invasiones enemigas.
Cuando una ciudad amurallada era amenazada por un ejército enemigo podían resistir dentro de la muralla hasta seis meses antes que el enemigo pudiera tomar la ciudad. Construir una muralla demanda esfuerzo, inversión financiera y tiempo no todos los gobernantes estaban dispuesto a hacer esta inversión pero al enfrentar la amenaza de un ejército enemigo se podía notar la diferencia. Así como una ciudad necesita muros para protegerse, la familia también requiere levantar muros de protección a su alrededor.
Hay familias sin muros, están expuestos al ataque del enemigo, los muros de una familia se construyen y fortalecen en las siguientes áreas; tener a Cristo como el centro de la familia, tener los principios bíblicos como la base de la edu- cación en el hogar y la obediencia a los mismos como estilo de vida, la unidad matrimonial como modelo en la casa, la oración como medio de comunica- ción con Dios y arma contra los ataques de las tinieblas y tener una visión clara.
Hay familias que tenían muros pero las batallas constantes que han librado han derrumbado sus muros, el haber dejado de confiar en Dios y entrar en la autoconfianza o el descuido por las muchas ocupaciones dejaron a la familia sin muros.
Los padres de familia deben ser constructores y restauradores de muros de protección alrededor de su hogar y para ello se hace imprescindible tener una relación con Dios.
11 11

Nehemías tenía una relación personal con Dios, al oír de la calamidad de su pueblo el paso tiempo en oración porque sabía lo que Dios puede hacer aun en las peores circunstancias, el escribió un proyecto de reconstrucción tenía una visión de lo que quería hacer, toda familia debe planear para el futuro.
Cuando Nehemías llegó a Jerusalén evaluó los daños existentes para saber lo que tenía que restaurar Nehemías 2:11-15. En el caso de Israel el tener las murallas en ruinas se debía a sus acciones equivocadas del pasado, el haberse apartado de Dios los llevó a tener una ciudad en ruinas y sin muros; este mismo principio también se aplica a la familia, las acciones equivocadas, los malos há- bitos pueden llevar a un matrimonio y familia a la ruina y sin muros. Se requiere reconocer el daño para poder restaurar.
A veces se está muy mal pero obstinadamente se insiste en que todo está bien, cuando en realidad se están derrumbando; Hasta que no renozcamos lo que lo que estamos haciendo mal y el daño que se ha causado no estarnos listos para reedificar.Los padres de familia deben tomar la firme determinación de levantarse y comenzar a reedificar como lo hizo Nehemías cuando le dijo al pueblo “Levantemos y Edifiquemos el muro”. Edificar viene de la palabra hebrea Banà que significa fortificar, reparar, restaurar. La restauración tiene que ver con volver a su estado ideal algo que fue dañado y se requiere de la disposición de un hombre o una mujer para llevarlo a cabo.
En la reconstrucción se requiere constancia hasta lograrlo pues se levantaran obstáculos para distraerte y que se detenga el trabajo como le sucedió a Nehemías todo el tiempo tuvo que lidiar con sambalat y Tobías pero estos enemigos , no detuvieron la obra al contrario fueron perseverantes hasta el final Nehemías 6:15 terminaron de reconstruir la muralla en 52 días que victoria
En la reconstrucción de la muralla de Jerusalén se comprometieron familias enteras en el trabajo así también para edificar la familia y levantar sus muros de protección se requiere el compromiso de todos en casa como un equipo familiar que edifican juntos.
Declaración: En el nombre de Jesús nos levantamos y edificamos con una visión clara el muro de nuestra familia en estos 52 días para experimentar una gran victoria.
Pr. Javier Moncada
COMUNIDAD CUADRANGULAR EL CAMINO LOS ALTOS MIRANDINOS, VENEZUELA.