Hoy sé que servir es un privilegio

Lo primero que Dios puso en mi corazón antes de entender lo que significaba el servicio fue el hecho de comprender en el espíritu un fundamento básico: que todo trabajo por humilde, sencillo o insignificante que parezca, es un privilegio ante los ojos de Dios y que la humildad al servir, lejos de quitarte tu dignidad y rebajarte; más bien, te engrandece. Por lo tanto, resulta gratificante saber que con nuestro servicio agradamos al Señor. Y dice su palabra: “¡Miren...

Continue Reading